Unidad de estructura y función de la célula  

La célula es la unidad elemental de los seres vivos

A nivel estructural, todos los seres vivos, por grandes y complejos que sean, están constituido por células. Hay seres vivos, los más sencillos, que son una única célula, como las bacterias, las amebas, muchas algas, algunos hongos, etc. Cualquier organismo, lo suficientemente grande como para ser perceptible a simple vista, está formado por un gran número de células, normalmente de varios tipos y con distintas funciones. Las partes de nuestro cuerpo, tales como la piel, los huesos, los nervios, la sangre, etc., están todas formadas por células específicas.

Ameba o Amiba, organismo unicelular perteneciente al filo Sarcodina y al reino Protista. Los sistemas antiguos de clasificación, incluían a las amebas con los animales. La célula se compone de una membrana delgada, una capa semirrígida de ectoplasma, un endoplasma granular de aspecto gelatinoso y un núcleo oval. El tamaño medio es de 0,025 mm. Hay especies que viven en las plantas acuáticas, en la tierra húmeda y otras que son parásitas de animales.

A nivel funcional, todas las complejas actividades que son capaces de desarrollar los seres vivos, incluidos los animales y las plantas, dependen en última instancia de las actividades de sus células. Si logramos una única célula de un organismo, por ejemplo el de una planta, y la ponemos en unas condiciones adecuadas, puede seguir viva, indefinidamente, puede crecer, y puede llegar a reproducirse. Sin embargo, si esta célula la separamos en sus componentes moleculares la cualidad de viva se pierde. Por tanto la organización de la materia que nosotros reconocemos o identificamos como viva, no existe en unidades más pequeñas que la célula. Llegar a establecer este concepto, que un principio se llamó "teoría celular", y que hoy en día está demostrado como un hecho firme que constituye una de las grandes generalizaciones de la Biología, necesitó de casi dos siglos de investigaciones.

Frecuentemente, cuando se trata de generalizar en biología surgen algunas excepciones, sin embargo, en este caso, se trata de hacer una matización: únicamente los virus no tienen una estructura de célula, sin embargo, para su función utilizan las células de otros organismos, es decir, la célula les resulta indispensable para vivir. Los virus son parásitos celulares, que utilizan las células de otros seres vivos para reproducirse, por tanto, no constituyen una excepción sino que pueden considerarse como un caso extremo de economía estructural.

Todo en la célula son biomoléculas. Macromoléculas que interaccionan dando estructuras complejas, moléculas que reaccionan transformándose, degradándose o sintetizando otras. Pero la célula es mucho más que una sopa de moléculas, es una entidad altamente organizada, donde las membranas mantienen separadas sus sustancias que no deben interaccionar, y donde los orgánulos juntan lo que deben reaccionar. En la naturaleza una célula no puede formarse simplemente por la combinación de sus elementos, y tampoco, por supuesto, tales procesos de síntesis han podido realizarse jamás en el laboratorio. Una célula únicamente se forma por la división de una célula anterior, o bien, en la situación opuesta, por la unión de dos células en la célula huevo, origen de nosotros mismos.

Denominación de la RAE de Célula

Imprimir


.

Realizamos programas para la gestión de empresas. Empresas medianas y pequeñas. Programas de contabilidad, cartera de pedidos clientes proveedores, facturación control de albaranes, tesorería cartera de cobros y pagos y estadísticas.

Nuestro agradecimiento a todos los que por unas causas o por otras visitan nuestra web. Gestión de empresas PYMES. La estructura y la función de la célula en biología.