Multicelularidad 

Organismos unicelulares y pluricelulares

Existe multitud de seres vivos que son una única célula, organismos unicelulares, como son todas las bacterias y los protozoos (paramecios, amebas, ciliados, etc.). Aunque nos resulte sorprendente, éstos representan la inmensa mayoría de los seres vivos que pueblan actualmente la Tierra. En efecto, en número sobrepasan con mucho al resto de los seres vivos del planeta. Sin embargo, los seres vivos que nos resultan familiares están constituidos por un conjunto de células, son organismos pluricelulares. No obstante, no debe olvidarse que estos organismos pluricelulares proceden  de una única célula en el origen de su vida. Todos los organismos pasan en un momento inicial de su existencia por ser una sola célula.

Los organismos unicelulares han colonizado prácticamente todos los ambientes del planeta, y han evolucionado hacia formas bioquímicamente muy versátiles y estructuralmente muy complejas, Sin embargo, la célula tiene una importante limitación de tamaño. E l tamaño pequeño constituye una imposición para la célula. Un aumento de tamaño supone que la superficie en contacto con el medio exterior es menor en relacional volumen, y esto conlleva problemas a la hora de obtener nutrientes y eliminar desechos, incluso para conseguir una eficiente comunicación interna. Una alternativa al aumento de tamaño de la célula ha sido la agrupación de células para formar organismos de mayor tamaño. Inicialmente en una simple asociación de células, y finalmente en una sociedad organizada, jerarquizada y altamente especializada de células. El enorme éxito evolutivo de esta alternativa no necesita de más comentarios.

En los organismos pluricelulares las células se especializan para realizar diferentes funciones, es decir, existe una división de trabajo entre las células. Esta distribución de funciones es consecuencia de la diferenciación celular. Este proceso supone un gran aumento de la eficiencia de una célula para realizar una determinada función. Así, una célula de un organismo pluricelular puede llegar a estar perfectamente equipada para realizar una única función vital para el organismo, mientras que otras funciones básicas pueden ser realizadas por otras células del cuerpo. Por contrapartida, cuando el nivel de diferenciación es elevado la célula no puede volver a funcionar aislada e independiente del organismo.

Así, la multicelularidad no sólo ha llevado a la especialización, sino también a la cooperación y a la interdependencia de las células. En este sentido es comparable a una sociedad evolucionada en la que los individuos se asocian cooperativamente ejerciendo funciones muy especializadas, aunque dependiendo unos de otros.

Un conjunto de células adyacentes y del mismo tipo constituye un tejido. Los diferentes tejidos que cooperan para realizar una función común constituyen un órgano. Y un conjunto de órganos con una función compartida constituyen un sistema. La célula, el tejido, el órgano y el sistema constituyen los diferentes niveles de organización de los organismos pluricelulares.

La multicelularidad no sólo ha permitido la evolución de grandes organismos, sino también el que éstos adopten una casi infinita variedad de formas. Aunque la multicelularidad supone, sin duda, importantes ventajas para el organismo, es también necesario señalar que son numerosos los problemas que surgen y que deben ser resueltos. Uno de los problemas fundamentales es la reproducción, y de hecho la diferenciación de sólo unas pocas células para la reproducción del organismo del resto de las células no reproductoras o somáticas es una de las primeras que se observa en los organismos pluricelulares más primitivos. Como consecuencia de que sólo unas pocas células son las que se reproducen, deben de existir procesos de desarrollo, especialmente cuando una única célula  huevo debe dar lugar a todo el organismo pluricelular semejante al original. Otra serie de problemas son los que se derivan de la obtención del alimento y absorción de nutrientes, especialmente cuando los alimentos son complejos y se requiere su degradación por complejos sistemas digestivos. Los alimentos y el agua deben llegar a todas las células del organismo par lo cual se requieren sistemas de transporte. Del mismo modo, el oxígeno debe de llegar a todas las células y a su vez el dióxido de carbono debe ser eliminado, y este intercambio de gases debe realizarse también con el ambiente externo. Por otra parte, las sustancias de desecho del metabolismo deben ser eliminados por un sistema excretor. Deben existir sistemas de soporte o esqueléticos, sistemas de defensa, y finalmente todas esta funciones deben realizarse con una cierta coordinación entre sí y con el ambiente externo.

Una enorme variedad de soluciones para estos problemas se dan en los vegetales y en los animales.

 

Membrana
Núcleo
Retículo endoplásmico
Nucleolo
Centriolo
Vacuola
Lisosoma
Cromatina
Aparato de Golgi
Microtúbulos
Mitocondria
Ribosoma

Dibujo esquemático que representa una célula animal típica.

Imprimir


Pronto más .../...

Realizamos programas para la gestión de empresas. Empresas medianas y pequeñas. Programas de contabilidad, cartera de pedidos clientes proveedores, facturación control de albaranes, tesorería cartera de cobros y pagos y estadísticas.

Nuestro agradecimiento a todos los que por unas causas o por otras visitan nuestra web. Gestión de empresas PYMES. Organismos unicelulares y pluricelulares.