Las mejores webcams (maxima calidad)
Usuario: Contraseña:
Relatos Eróticos

obtener clave acceso para leer Libro Virtual gestialba.com
R
E
L
A
T
O
S
E
R
Ó
T
 I
C
O
S

Las bragas meadas

Libro Virtual

Título: Las bragas meadas

Autor:
Gestialba.com
Productor:
Gestialba.com 
Gión:
Gestialba.com
Protagonista principal:
Evelin.
Actores: Ella, Él
Fotografía: Gestialba.com
Editada: 2006
Género: Erótico
Duración: 005 minutos 
Recomendada: 
Mayores de 18 años

 

 

 

 

 

Solicita tu clave de Acceso para poder leer el Libro Virtual

Este libro de pequeños, y Grandes Relatos Eróticos, está totalmente escrito por nuestro escritor, y director de gestialba.com, ningún relato a sido copiado ni extraido de ningún portal, ni de ningún otro Autor.

Si te gusta leer, puedes pasar unos buenos ratos leyendo estos relatos eróticos, totalmente nuevos en la red. y GRATIS

leer Libro Virtual gestialba.com

Solicitar Clave Acceso

Soy una persona que creo comportarme como mandan los cánones, pago mis impuestos soy educada y no provoco a nadie. Esto que cuento es una historia real, me sucedió hace apenas 40 días en un viaje que realicé por motivos de trabajo a la ciudad de Pamplona (España) . Después de las entrevistas mantenidas con los diferentes directivos de la empresa en cuestión, hemos llegado a un acuerdo. Ha sido una negociación ardua, como casi siempre sucede, pero al fin hemos dejado los contratos firmados y los pedidos cerrados. Ya por la tarde a última hora, relajado de la tensión del trabajo bien realizado marcho al restaurante del hotel donde estoy hospedado. Me siento en la barra en un taburete, a mi lado derecho una chica de unos 45 años de edad se está acabando de tomar lo que parece ser un “gin-tonic” ¡Sí, eso, una combinación de tónica con ginebra! Ella me mira, yo la miro, nos sonreímos y me dice:

-¿Tienes ganas de follar, amigo?
-Sí, ¡Pero no tengo ganas de pagar, hermosa!
-No te preocupes, estoy hospedada en este hotel y estoy de viaje ¡Sólo tengo ganas de pasármelo bien! Llevo todo el día trabajando y andando de aquí para allá. ¡Simplemente tengo ganas de follar! Nada más amigo.
-De ese modo, acepto tu invitación, hermosa mujer. Yo también estoy hospedado aquí.

La verdad es que mientras estábamos charlando, ella mantenía sus piernas cruzadas, enseñaba generosamente una gran porción de sus muslos entrados en carnes. Así, así es como me gustan las mujeres, entraditas en carnes ¡Pero sin pasarse! En un momento de la conversación descruzó sus piernas y percibí un intenso aroma a sexo y a orina mezclado con el característico olor de una hembra. No me ha mentido, ha estado todo el día trabajando, andando por toda la ciudad, eso hace que el sudor y los escapes de orina al miccionar, la braga meada tome un excitante olor, que el hombre percibe como un mensaje de seducción. Siempre he tenido, y sigo teniendo gran afición a oler el aroma de las bragas meadas que han sido utilizadas por una mujer durante todo un día. Me dice:

-Amigo, ¿Vamos a tu habitación o a la mía?
-Lo que tú quieras, hermosa mujer.
-Iremos a la mía. Allí tengo un arsenal de condones. ¡Los necesitaremos!

No hay la menor duda. Me he topado con una mujer muy liberal que lo único que desea después de un largo día de trabajo es pasárselo bien sin tapujos ni tabúes alguno. No todas las mujeres ni todos los hombres tenemos esos pensamientos. Cuando hemos llegado a su habitación que por esas casualidades de la vida está frente a la mía. Le digo:

-Hermosa, ¡Qué casualidad! Esa es mi habitación, digo señalando cuando entrábamos a la suya.
-Eso quiere decir que estaba escrito que nos teníamos que encontrar tú y yo de alguna manera. Espera un momento que me voy a duchar, huelo a rayos del sudor de todo el día.
-¡Espera hermosa! Tengo una fantasía sexual que me pone al cien por cien. ¡Quítate las bragas y dámelas! Me las guardaré como un fetiche.
-Amigo. ¡Están meadas! Mis bragas están meadas y sudadas de todo el día. ¡Pero si las quieres! Toma te las doy.

Esta hermosa mujer habrá pensado que soy un asqueroso pervertido al que le gusta oler las bragas meadas de las mujeres que va conociendo. No me importa, es una fantasía que poseo y que hace que disfrute del sexo con solamente olerlas. Cuando la chica ha vuelto del cuarto de baño me ha encontrado con mi pene tan excitado y duro que  ha comentado:

-¿Chico, te has puesto así con tan sólo oler mi braga meada? Esto es todo un éxito. –Me ha dicho sonriendo-

En su mano izquierda trae una caja de preservativos de 12 unidades, esta chica hace siglos que no ha hecho el amor o es simplemente es una ninfómana a la que las bragas le huelen a un aroma penetrante de orina. Con tan sólo haber exalado el aroma de sus bragas meadas me hubiera bastado para llegar al orgasmo.
 

G

e

s

t

i

a

l

b

a

.

c

o

m
 

Pero como la he podido penetrar, los orgasmos han sido fuera de lo normal. No me había equivocado. Hemos consumido 9 de los doce condones de la caja, me ha dejado derrotado ¡Seco! Ella quería seguir pero le he tenido que decir que me era imposible. ¡No podía más! Con un beso nos hemos despedido.

-¡Gracias mujer! Tus bragas meadas harán que piense en ti mucha veces.
-Me halagas. ¡Espero que te masturbes con el aroma de mi braga meada! Te prometo que nunca me había topado con un hombre tan peculiar como tú. ¡Me has hecho disfrutar! Gracias.

Ella se ha quedado en su habitación y yo me he marchado a la mía más feliz que un niño jugando con un tren eléctrico. ¡Maldita sea!

 

¿ Qué le a parecido el Relato qué a leído ?  

Malo

Regular

Bueno

Muybueno

Excelente

Publicar, un Relato escrito por mi
Libro Virtual pág. 61

PVP 0 euros pide el tuyo ya

¿ Te gusta escribir... ? y crear tus propios Relatos Eróticos...?

Bien hemos creado una sección, donde podrás Añadir tu propio relato erótico, siempre que cumplas nuestras normas de publicación... Si te gusta leer y que lean, este va ser tu nuevo libro de relatos eróticos que leas, donde y tu si quieres participas, leiendo a nuestros editores, o publicando tus propios relatos eróticos...

Solicita clave de Acceso para poder leer el Libro Virtual

Este libro de pequeños, y Grandes Relatos Eróticos, está totalmente escrito por nuestro escritor, y director de gestialba.com, ningún relato a sido copiado ni extraido de ningún portal, ni de ningún otro Autor.

Si te gusta leer, puedes pasar unos buenos ratos leyendo estos relatos eróticos, totalmente nuevos en la red. y GRATIS

 
enviar mi propio relato erótico obtener clave acceso para leer Libro Virtual gestialba.com

Muy importante

Enviar mi Relato

Solicitar Clave Acceso

 Aquí te explicamos un conjunto de cosas que debes tener en cuenta a la hora de enviar tu relato.

INSTRUCCIONES PARA ENVIAR CORRECTAMENTE TU RELATO

Para poder leer el libro de relatos virtual, y publicar relatos eróticos, tienes que solicitar y obtener tu clave de acceso.

Debes de enviar tu relato a infor@gestialba.com

Tu Relato Erótico será revisado y publicado. en la sección lectores

Envía tu relato en formato Word (.doc) de ser posible, esto te ayudará para auto corregir tus textos.

Cuida tu ortografía y la redacción del relato.

Coloca el título del relato, nombre o nick del autor y correo si deséas que sean publicados, dejando aclarado cuando no deséas que se pongan ambos datos o alguno de los dos.

Recuerda que no son aceptados los relatos menores a dos folios Word.


No son aceptados los Relatos que contengan:

  • Edades inferiores a los 18 años.

  • Gore. 

  • Violencia .

  • Sexo no consentido

  • Zoofília.

  • Pederasta, ni sexo imaginario con niños ni menores de edad. 

Cuando nos envíes tu Relato, en breve será revisado y publicado.

Muchas gracias por tu colaboración.

Necesitamos tu ayuda, para crear un portal de Relatos Eróticos, con la máxima calidad y con tus mejores imaginaciones y fantasias eróticas... no dudes en mandar tu relato erótico, nosotros te lo publicaremos en la sección de relatos de nuestros lectores, gracias por visitar nuestro libro de Relatos Eróticos Virtual.


El ingreso y uso de este Sitio y todo su Contenido está expresamente PROHIBIDO PARA MENORES. Certifica que es mayor de 18 o de 21 años, si así lo disponen las leyes que le rigen donde se encuentra. La visualización de desnudos, actos sexuales y/o material de contenido adulto para propósitos de entretenimiento debe ser legal en el país desde donde accede al material. En caso de no cumplir con estos requisitos, haga Click Aquí para abandonar este Sitio.

 En conformidad con el Código de los Estados Unidos, Título 18, Sección 2257