Me follé a mi hija

    AVISO IMPORTANTE

 

 

Datos ténicos

Enamorados hasta morir

Título: Me follé a mi hija
Autor: Luís desde Perú
Productor: - - - 
Guión:

- - -

Protagonista principal: Virginia
Actores: Virginia, Narrador. 
Música: - - -
Fotografía: - - -
Editada: 2007
Género: Usuario - Erótico - (Incesto)
Duración: 005 minutos 
Recomendada: Mayores de 18 años

 

Relatos enviados por nuestros lectores

Era el verano de 2006, resulta que me encontraba, en la parte de atrás de mi casa, subido en un balcón, tomando el aire que soplaba, pero para esto me despoje de mi ropa, y me quede totalmente desnudo, y con la seguridad que nadie me miraría, ya que tanto mis esposa como mis hijos un varón de 10 años llamado Adolfo y mi hija de 18 años llamada Virginia, habían salido a divertirse a un circo que había llegado por Fiestas Patrias, ya que yo soy de la localidad de Chiclayo, entonces como el calor era infernal, me recosté en un petate que puse en el suelo, y quise descansar un rato, haciendo hora mientras acababa la función del circo, habrían transcurrido más o menos 30 minutos, y noté que mi pene se puso erecto, y me dio ganas de masturbarme, ya que el día anterior había visto a mi vecina Julia bañándose en la parte posterior de su casa y justamente de mi balcón se ve, y ella no se había dado cuenta que yo la estaba mirando, y comenzó a meterse el dedo en su chucha masturbándose, esa imagen de mi vecina se me quedó grabada en mi mente que al acordarme de ella masturbándose, me dio como repito ganas de masturbarme, y como mi pene estaba bien duro como un palo y como no había nadie en casa, comencé a acariciármelo, para demorar la eyaculación, es decir me masturbaba y cuando sentía que se me iba a venir dejaba de manipularme, y así estaba en esos trances, salía un liquido transparente de mi pene que no era semen y me lo echaba en mi cuerpo para excitarme más, cuando de repente vi que alguien me miraba, pero no di importancia porque sabía que no demorarían en llegar, y seguí masturbándome, y nuevamente sentí esa sensación de que alguien me miraba, me paré y fui a ver quien era, y no había nadie, entonces me fui hasta las habitaciones de mis hijos y de mi esposa, y sorpresa, encontré a mi hija que se estaba masturbando, la miré pero ella no se dio cuenta o se hizo la que no me miró y jadeaba, entonces como para que no se asuste, hice como bulla, pero ella seguía en su afán masturbatorio, al ver que nadie contestó empecé a llamarla hija eres tú la que esta en el cuarto, y seguía jadeando, entonces me puse una truza y entré como si estuviera asustado como si le estuviera pasando algo a mi hija, entonces ella al verme me dijo que le picaba su vagina, y me dijo que le sobara, al verle su coñito estaba totalmente mojado, entonces le dije que te has orinado, ella me dijo no papá, es que estoy excitada, le dije pero porque te has excitado, y me dijo papi es que yo entré a la casa porque no me gustó la función del circo, y preferí estar contigo en la casa, y cuando yo entre y me fui al fondo, te vi que estabas que tocabas su pene, y como nunca había visto un pene grande, se excitó, entonces me dijo que se lo enseñara, pero le dije hija pero yo soy tu padre, ella me dijo o prefieres enseñármelo o que me lo enseñe otro, pensando bien y dije entre mi mejor se lo enseño yo, y eso me excitó demasiado que se notaba el bulto en la truza, que ella se dio cuenta y me dijo papá enséñamelo ya, saqué mi pene y ella se quedó pasmada, y dijo nunca pensé que tengas un pene bien grande y grueso, me dijo que cuanto medía le dije que 18 centímetros, me dijo que si lo podía tocar con su mano, le dije que sí, al simple tacto de su manita chiquita y caliente, y un pequeño movimiento me vine y boté bastante semen, nunca antes había botado esa cantidad que me quedé admirado de mí mismo, ella se asustó y dijo papi te estás orinando, le dije que no era orín sino semen, me pregunto que cosa era semen, le explique, y me dijo que mi pene gran pene le había metido a su mamá le dije que sí, ya que la vagina se adapta a cualquier tamaño y grosor de pene, me dijo papi me podrías meter tu pene en mi chochito, le dije que no porque era muy niña para eso, pero me rogó que se lo sobara, lo hice y comenzó a retorcerse de placer y vi como salía de su linda vagina un liquido transparente, lo cogía con mis dedos y me lo metía en la boca era agradable, de una conchita virgen, y ella ya no aguanto más que me dijo que se lo metiera, entonces mire la cabeza de mi pene que estaba bien rojo a punto de explotar, y vi el coñito de mi hija y era chiquito por su edad, y me daba miedo causarle algún daño, entonces ella me dijo papi pero tu dices que la vagina se adapta a cualquier tamaño y grosor de pene, entonces mételo despacio hasta que entre todo, empecé a sobarle en la entrada de su coñito, y poco se lo iba metiendo, pero no entraba porque la cabeza de mi pene es bien grande, entonces comencé a masturbarla con mi lengua, le metí un dedo después dos y uno más y vi que la vagina se había dilatado, y vi un hilo de sangre que salía de su coñito y corría por su ano, es decir la había desvirgado, entonces comencé a meter mi pinga y la ensarté en su coñito y comencé a empujar poco a poco hasta que entró y hasta el fondo se la mandé, ella pegó un grito que tuve que taparle la boca, me quede un tanto quieto, hasta que ella me dijo que me moviera y lo hice entraba y sacaba mi pene, cuando ya me venía me dijo todavía no, quiero chupártelo, y comenzó a chuparlo como si fuera una profesional en las artes del sexo, me dio una señora mamada que me viene en su boca que se la llené de semen y se lo tomo todo, hasta la última gota y me dijo que quería más, comenzó a besar mi pene hasta que de nuevo se puso erecto y comencé a metérselo en su coño, se lo metí en varias poses, hasta que me dijo que se lo metiera en el culo, lo hice y grito tan fuerte que creo que hasta los vecinos escucharon, y comencé a metérselo hasta el fondo, que de tanta metida me excité demasiado que ve vine en su lindo culito, después nos echamos un rato a descansar y nos fuimos a bañar, en la ducha comencé a frotarle el jabón en todo su cuerpo, y comencé a mamarle sus senitos que eran chiquitos, pero bien duritos, que se llegó a excitar, y me comenzó a tocar mi pene que ya no se quería parar, hasta que ella comenzó a besarlo y a chuparlo que me excite y se puso erecto, y alcé a mi hija en mis brazos y se lo metí en el coño que después de un rato cuando ya me venía y ella quiso que se le de en la boca, le puse el pene en la boca y comenzó a chuparme la pinga hasta que se me vino, pero esta vez solamente bote unos cuantos chorros de semen, que ella se lo paso y me dijo que era un manjar bien rico, terminamos de bañarnos y me dijo que era la primera vez que había estado con un hombre y sentía alegre porque dijo que ese hombre había sido yo, y me decía que cuando quisiera hacer el amor con ella se lo pidiera y que en ningún momento se negaría, tan es así que siempre que me quedo sola con mi hija gozamos al máximo del sexo, y que esto ha dado lugar que ya no haga el amor con mi mujer que siempre me pregunta, que quiere hacer el amor, le tengo que decir que más tarde hasta que nuestros hijos se duerman, llega la noche y mi esposa comienza a besarme el pene, y cuando está en su posición mi hija llama a la puerta y interrumpe la labor sexual, abro la puerta y mi hija me dice que la acompañe a su cuarto porque tiene miedo ya que escucha ruidos, entonces mi esposa me molesta me dice acompáñala y a la hora que se duerme regrese, me voy al cuarto de mi hija, y ella me dice que con la única que hace el amor es con ella, es decir ya no quiere que lo haga con su madre, entonces le digo que me deje hacerlo con su madre, para que no piense mal y ella me dice pero una sola vez, y voy al cuarto de mi esposa y la encuentro dormida, y como ella toma pastillas para dormir se queda completamente dormida que ya no siente nada, entonces mi hija toca a la puerta y entra a mi cuarto y comienza a chuparme el pene hasta tomarse mi leche, y me dice para que no tengas más ganas de cachar a su madre, ha pasado el tiempo y hasta la fecha sigo haciendo el amor con mi hija, que ahora somos como una pareja legal, y es mi amante, tan solo quiere salir conmigo a la calle y no quiere que me enamore de nadie, y que ella tampoco se va a enamorar de nadie que no sea yo, y he llegado a notarme que tampoco quiero que tenga enamorado, no se si les habrá gustado la experiencia que estoy viviendo, espero se comuniquen conmigo y me escriban sus experiencias que les seguiré contando otras experiencias, como la que me pasó con mi hermana, sobrina, suegra y cuñada.

 

Comentario

El amigo Luís escribió este  relato desde Perú. Gracias por tu aportación.

 

*-*-*

 

Denominación de la RAE de Género

Imprimir


Aviso

Todos los textos  aquí expuestos han sido creados por el grupo de escritores de gestialba.com por lo tanto son textos originales y con derechos de autor.

Situando el puntero del ratón durante unos segundos sobre los bocetos sentirás algunos sonidos.

Realizamos programas para la gestión de empresas. Empresas medianas y pequeñas. Programas de contabilidad, cartera de pedidos clientes proveedores, facturación control de albaranes, tesorería cartera de cobros y pagos y estadísticas.

Nuestro agradecimiento a todos los que por unas causas o por otras visitan nuestra web. Gestión de empresas PYMES. Relato enviado por un usuario de esta web desde Perú...