Lo sube todo

Bicicleta de montaña (lo sube todo)

 

Hay bicicletas de montaña, bicicletas de carretera...  y otras que sirven para dar saltos, todas ellas tienen en común que tienen ruedas y cadena, ¡qué agudo! Ya lo decía mi abuela, ¡tú tendría que haber sido ministro! Todas ellas necesitan de un mantenimiento, y de vez en cuando algún que otro repuesto para tenerlas siempre en buen estado.

Hace algún tiempo, un día paseando por el campo cerca de la localidad donde vivo, me encontré con un conocido que entre las piernas lucía una bonita bicicleta de montaña:

-¿Hola, como estás?

-Muy bien. ¿Te gusta la máquina que he comprado?

-Sí, es preciosa. ¿Cuánto te ha costado esa maravillosa bicicleta de montaña?

Yo sabía que esas bicicletas eran caras, pero cuando me dijo lo que le había costado la bicicleta, ¡quedé perplejo! En ese momento pesé que estaba presumiendo de haberse comprado una máquina cara, pero que exageraba. Dejamos el tema del precio y empezó a hablarme de las cualidades de la bicicleta de montaña:

-Con esta bicicleta de montaña subes por donde quieras, sin apenas esforzarte, no hay inclinación que se le resista.

-¡Venga, no exageres! Lo subirás todo si tú estás en forma. –Le contesté-

Me estaba comentando tantas y tantas cualidades de su recién adquirida bicicleta de montaña. Que provocó en mí envidia. Desde los siete años he montado en bicicleta. Bicicleta de carretera, pero nunca en una bicicleta de montaña. ¡Quiero una bicicleta de montaña! Quiero subir por montes, cuestas y montañas, ¡pero si suben solas!

Pasadas unas semanas, decidí ir a una tienda donde normalmente venden las bicicletas de montaña. Un sito especializado a uso. Nada más entrar, un dependiente se dirige a mí:

-¿Que desea caballero?

-Una bicicleta de montaña.

Me llevó haciendo un recorrido enseñándome toda la gama de bicicletas, ¡a cual más bonita! Los precios eran de alucine, pero si he de decirles la verdad, las máquinas se los merecían. Después de haber visto y escuchado los precios, opte por comprarme la más barata, ya que para la que la quería era más que suficiente. Le dije:

-Quiero ésta.

-¿Cuánto pesa?

Cuando le dije a se buen hombre lo que pesaba, no pudo contener la risa. No entendía que con mi peso pudiera elegir esa bicicleta de montaña tan frágil:

-¿Le hace gracia mi peso? –Le pregunté-

-No señor, pero con sus kilos, usted necesita una de estas bicicletas de montaña si no quiere partirse el cuello en la primera bajada que encuentre.

-¿Sabe qué le digo? Me ha convencido. Iré a otro sitio a comprarme la dichosa bicicleta de montaña. –Dije conteniendo mi temperamento-

Salí indignado de esa tienda de bicicletas. ¡Será osado! Llamarme a mí gordo, ¡qué son 105 kilos, midiendo 1,72 metros de altura! Sólo es gordo aquél que lo cree, ¡es broma! Siempre he sido gordo y lo sé, pero no me gustó que ese individuo me lo dijera. Además, con el objetivo de venderme una bicicleta de montaña más cara.

Cabreado, raudo me fui del establecimiento especializado en ventas de bicicletas y artículos complementarios para la práctica del ciclismo en todas sus especialidades. No me tendría que haber cabreado, ¡pero lo hice! De vuelta a casa, como por arte de magia me tropecé con un centro comercial, ¡bien! Entraré y daré un vistazo a las bicicletas de montaña que tienen en existencias. Les aseguro que fue como un flechazo a primera vista, nada más entrar por la puerta de acceso, allí, en primera plana, unas bicicletas importadas de china, ¡qué maravilla! ¡Qué precio! Puse una de aquellas cajas en el carrito de la compra, una caja con un contador de kilómetros, un bote para agua y un casco. Todo ello 15000 pesetas en aquella época.

Créanselo, con aquella frágil y barata bicicleta de montaña hice 12000 kilómetros , adelgacé 25 kilos y me puse en un estado de forma envidiable. Todavía la tengo. Luego compré otras de más calidad, pero nunca si exagerar.

Les recomiendo que si se lo pueden permitir, se compren la bicicleta de montaña que más les apetezca. Pero tengan en cuenta, que con una bicicleta medianamente de buena calidad le sacará un rendimiento espectacular. ¡Todo depende de usted! ¡Todo depende de su forma física! En definitiva del tiempo que quiere dedicar a es maravilloso deporte que es el ciclismo.

Un consejo, si usted se va a dedicar a la alta competición, ¡no lo dude! Cómprese la mejor y la de menos peso, ¡Gramos demás, son décimas demás! No es ninguna tontería. ¡Qué cabeza la mía! Todas, todas, sean caras o baratas, están exentas de sufrir pinchazos. ¡Disfrútenlo!

 

Comentarios

Según el Diccionario De La Lengua Española en su primera acepción, dice de la bicicleta que es un vehículo de dos ruedas de igual tamaño cuyos pedales transmiten el movimiento a la rueda trasera por medio de dos piñones y una cadena.

Utilidades

Para el que le interese, pongo aquí algunas de las marcas de bicicletas que he encontrado en las distintas casas que las comercializan, así como marcas de componentes sin entrar en más valoraciones que la simple marca.

Bicicletas de carretera: Carrera, Fondriest, Giant, Pinarello.

Bicicletas de montaña:  Alpinestars, B1, Cayete, Conor, Giant, KHS,  Gary-Fisher, GT, Kamelbak, Kenium, K2, Manitou, Mavic, Megamo, Mendiz, Merida,  Orbea, Rockshok, Rotror, Rotwild,   Schwinn, Trek, Wilier.

Marcas de componentes para bicicletas de montaña y de carretera: Acros, Assos, Castelli,  Catlike, Cateye, Campagnolo, Dainese, Eassun, Evaney,  Fox, Giro, Hutchinson, IRC, Look, Max´s System, Manitou, Marzocchi, Michelin,  Nalini, Nike, Noleen, Northwave, OF3, Park Tools, Polar, Ritchey,  Roock,  Rockshok, RST, Selev, Sigma, Smith, Shimano,  Sync, Tack, Votec,   Zokes.

Piezas de la bicicleta:

Rueda delantera compuesta de llanta, cámara, cubierta, radios, buje o carrete.

Rueda trasera compuesta de llanta, cámara, cubierta, buje o carrete con elemento para el encaje del piñón.

Cuadro compuesto de manillar, horquillas y pedales.

Pronto haré un despiece más detallado de los componentes de la bicicleta..

Índice